Oxígeno medicinal y el coronavirus

Todo está listo para responder a la demanda; habrá que ver cuál será los picos de la demanda debido al COVID-19.

Hasta el cierre de esta edición, el pico de la demanda del oxígeno no había alcanzo el zenit, que todos esperaban, sino por el contrario se moderó y hasta disminuyó.

La explicación tiene cierta lógica, y son: no hubo exceso de demanda porque la curva de la pandemia COVID-19 se aplanó por las medidas preventivas aplicadas a tiempo por el Gobierno Nacional, hizo que no existiera demanda alta, como sucede en otros países, como España que triplicó la demanda.

Mientras que la merma o moderación, se debió a lo siguiente: ante la pandemia, las autoridades de hospitales y clínicas privadas pospusieron todas las operaciones programadas, lo cual hizo que el oxígeno que se consumía habitualmente ese consumo no existió, apenas el que se consume en guardia.

Por esta situación habrá que ver el comportamiento de la demanda por dos carriles diferentes: cómo será la demanda en Ciudad de Buenos Aires y Gran Buenos Aires, donde se concentra el 80% de los contagiados. Y si empezarán a utilizar el insumo, a partir de la internación, o no.

En cuanto al resto del país, donde los casos son menores en proporción, habrá que ver si empiezan a cumplirse las operaciones programadas, las cuales fueron pospuestas por la pandemia.

De esta forma, tanto por la pandemia como por la normalización de las salas de internación, el consumo tendrá un mayor crecimiento.

Lo que si se observó es que los proveedores que giran alrededor del oxígeno medicinal están trabajando a pleno, debido a que la demanda en el inicio de la cuarentena se fundamentó en tener todo listo, por si en el pico de la pandemia los establecimientos de salud serían colmados. Todas esas empresas trabajaron de manera mancomunada con los productores y entregaron en tiempo y forma lo requerido por los clientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *