Historia: La primera planta de oxígeno en España de 1907

La primera fábrica española para producción de oxígeno, bajo licencia Linde, fue de propiedad de Isidro Abel, y estaba ubicada en l potente ciudad de Barcelona, nos cuenta el ingeniero Elvis Giménez, de la firma Equigas, y habitual lector del portal y la revista.

“Cuenta la historia que el primer gran problema que hubo que resolver fue el energético. Ya que para 1907 aún no había llegado a Barcelona la fuerza eléctrica, producida desde los embalses del Pirineo de Lérida”, recordó Giménez y agregó: “en ese momento si se quería electricidad había que producirla con motor”.

Ante esta situación, el empresario Abel “primero probó con un motor semi diésel  alimentado con un líquido aceitoso llamado creosota, mezcla de fenoles, obtenidos de la destilación de alquitrán de madera o de hulla, pero no funcionó bien. Las pruebas de fabricación de oxígeno no fueron positivas”, precisó Giménez.

Recién cuando se contó con un motor de eléctrico de corriente continua, en el mes de octubre de 1907, la puesta en marcha de la primera planta de oxigeno dio los resultados positivos que se buscaban.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *