Falta de CO2 en Inglaterra y EE.UU. por suba del precio del gas natural

Lo que parece extraño, es verdad. En los Estados Unidos y en Inglaterra existen serios problemas de suministros de CO2 para las diversas industrias que lo consumen.

Los motivos son varios, pero fundamentalmente es por el aumento del precio internacional del gas natural, que se triplicó en los últimos ocho meses. Esto hizo que muchas plantas dejaran de producir por no poder trasladar los precios a sus costos.

Sin dudas el aumento de las diverss materias primas, en un ciento por ciento como mínimo en los últimos doce meses, perjudicó a muchísimas industrias y a los consumidores finales.  

Inglaterra

Ahora la demanda de CO2 está siendo parcialmente cubierta y recupera normalidad, luego de que el Gobierno de Boris Jonson ordenó subsidiar la reanudación de la producción de fertilizantes de CF Industries, en sus plantas de Ince y Billingham, y principal punto de generación de CO2 para éste país.

El CO2 es un subproducto de la producción de amoníaco y fertilizantes, las cuales producen a partir del gas natural, la materia prima que se incrementó en un 300% en los últimos meses.

Tanto en Inglaterra como en España, Francia y Ucrania, muchas plantas dejaron de producir por esa suba y eso provocó un efecto dominó en la producción de CO2, afectando principalmente al Reino Unido. Por consiguiente los sectores de alimentos y bebidas y hotelería sufrieron una escasez significativa de CO2.

Todos los medios especializados como los de economía y finanzas, entienden que la apertura de las plantas de CF Industries es una ayuda importante, pero nadie afirma que pueda haber una nueva crisis de suministro de CO2 en Inglaterra y, potencialmente, en distintos países europeos.

EE.UU.

En el caso de Estados Unidos, la escasez de oferta de CO2 es algo que está ocurriendo en estos momentos. La caída del suministro se da en varios estados de la Costa Oeste y la del Este.

La falta de oferta, que en algunos casos llegan abastecer sólo el 50% de lo demandado, se debió al cierre de plantas de Etanol, amoníaco y fertilizantes y las paradas temporales de plantas de CO2 por mantenimiento. Es decir, los mismos problemas que en Inglaterra.

Por consiguiente, este cuadro de situación afecta a los distribuidores de gas independientes y a los clientes de la industria de alimentos y bebidas, en los meses pico de demanda que van de mayo a octubre.

Habrá que ver si para la temporada siguiente la demanda se estabiliza tanto por la reanudación de la producción de fertilizantes y la inexistencia de paradas de punto de fabricación por mantenimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *