En Chile empezaron hacer combustible sintético sin CO2

El proyecto Haru Oni comenzó oficialmente su construcción en Punta Arenas, Chile, el cual será la planta de combustibles prácticamente neutros en CO2.

Mediante energía eólica y agua producirán hidrógeno verde que, posteriormente, se utilizará para obtener metanol sintético. El primer cliente será Porsche, comenzará a utilizar los e-fuels en sus vehículos de combustión en 2022.

Cabe destacar que detrás de la iniciativa están las siguientes empresas: Porsche, Siemens, HIF, Enel, ExxonMobil, Gasco y ENAP.

La planta piloto, situada al norte de Punta Arenas, en la Patagonia chilena, se espera que produzca alrededor de 130.000 litros de e-fuels en 2022. Después, la capacidad aumentará a 55 millones de litros en 2024 y a alrededor de 550 millones en 2026.

El proyecto Haru Oni utiliza energía eólica aprovechando las condiciones de viento de la provincia de Magallanes, en la Patagonia chilena. Así, el combustible sintético contará con energía renovable, de bajo coste, para su producción.

En la primera fase de la producción, mediante electrólisis, se divide el agua en oxígeno e hidrógeno utilizando energía eólica. Después, se filtra el CO2 del aire y se combina con el hidrógeno para producir metanol sintético, que a su vez se convierte en e-fuel. La producción, como decimos, comenzará en 2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *